Filosofía

 
Al crear busco el encuentro con quien observe la obra. En este caso la filosofía en la que me he basado para lograr ese encuentro se percibe desde el primer instante en que ésta se contempla.

Los elementos con los que he trabajado para ello son:

– Colores auténticos y limpios.

– Luminosidad.

– Naturaleza, animales y cultura casi siempre tradicional.

– Texturas y formas definidas.

– La mirada, en muchos casos de frente, tanto de los distintos animales como de las personas.

– Sencillez, transparencia.

Al realizar estas últimas series he buscado transitir la belleza, alegría y sentimiento de contacto con la tierra mediante los animales y los pueblos que la habitan. Se trata de tomar conciencia del mundo y de la naturaleza más auténtica que aún nos rodea, porque creo que en esa conciencia se encuentra la esencia del ser humano, y por tanto su bienestar. No debemos ni perderla, ni dejarla desaparecer.

Por lo tanto se trata de una obra que huye del artificialismo, de lo oscuro e incluso de lo excesivamente evolucionado; que quiere ser tan honesta como aquelllo que representa: la tierra, el mundo, la vida.

Por ello entiendo que la sencillez y las pocas pretensiones son lo único que pueden representar fielmente la autenticidad a la que quiero invitar con estas series de animales y mujeres. Invitación no a mirar hacia atrás, sino a un futuro con todo aquello que no debería perderse.